El Dr. Waldo Cerpa, subdirector del Centro de Excelencia en Biomedicina de Magallanes, CEBIMA, comenta acerca de los potenciales beneficios de análogos sintéticos de la irisina, hormona que se libera durante el ejercicio.

El Dr. Cerpa señala que estas moléculas «tienen la capacidad de prevenir una serie de efectos negativos asociados a la enfermedad de Alzheimer en el sistema nervioso central», lo cual ha sido demostrado en modelos animales.

Ver la nota completa en Meganoticias en el siguiente enlace.